jueves, 26 de agosto de 2010

FROM BLACK HOLE SUN TO BLACK RAIN

1 de Enero de 2010, medianoche. A través de twitter, el alguna vez vocalista de la legendaria banda de grunge Sound garden, Chris Cornell, anuncia la reunión de la banda. el 8 de agosto se presentan en el festival Lollapalloza trás 12 años de ausencia, Soundgarden ha regresado.



Soundgarden es una de esas bandas cuyo sonido ha influenciado particularmente mi corta carrera como aspirante a pseudomúsico, sus liricas en especial (mucho mas densas que las de sus contemporáneos nirvana) fueron un punto de referencia obligado durante aquellos oscuros días de adolescencia en los que la desesperanza y la depresión eran los elementos presentes en mi cotidiano vivir. Un albúm en especial, el ultragalardonado Superunknown se convertiría con el tiempo en uno de esos anthems/soundtracks que representan toda una etapa de una generación perdida, una generación que crecía viendo como el mundo se desmoronaba a su alrededor, cuando la oscuridad no ers comercialmente explotable aún y cuando las drogas se convertían en un real escape contra el desagradable acto de vivir. Yo conocí a Soundgarden mucho después de el movimiento grungero, luego del auge de los pantalones rotos y franelas, y he de confensar que al igual que muchos, siempre lamenté haber llego a ellos trás su corta existencia.
Cosa diferente fue conocer a Chris Cornell, quién ha sufrido una metamorfósis completa con los años: fisícamente los años le han sentado muy bien, pero de aquél poeta maldito al rockstar que lideró los charts mundiales a comienzos de década, solo quedó como producto una especie de baladista de soundtracks de James Bond cuya música nunca llegó a interesarme. Ahora, que al igual que la mayoría de bandas de rock que una vez comiezan a observar como sus cuentas de banco se vacían misteriosamente; toman la decisión de volver a los escenarios, esta vez acompañados de un albúm recopilatorio titulado Telephantasm y cuyo primer single es una canción inédita que han decidido resucitar de aquellas sesiones de grabación de su primer albúm Badmotorfinger titulada Black rain.



Soundgarden a pesar de pertenecer al movimiento de Seattle, siempre se caracterizó por ese sonido extraño, repleto de acordes raros que a veces hacían sonar sus canciones como una especie de prueba de sonido técnicamente perfecta. Black rain da cuenta del sonido mas crudo y sucio de la banda, asi que trás escucharla un par de veces, casi que agradezco el hecho de que no hicieran música nueva, pues es bien sabido que la mayoría de bandas que les da por "regresar" terminan sacando auténtica basura. Por el momento estoy conforme con solo esta canción, lo único que pido es que vengan a Latinoamérica esta vez, de lo contrario sólo tendremos otra oportunidad de pillarlos dentro de unos 5 o 10 años más cuando se les acabe el dinero nuevamente. Y aguante los 90´s! he dicho.

No hay comentarios: