lunes, 12 de enero de 2015

La primera linea siempre es la más difícil

 

I'm back.



Casi un año ha pasado ya, desde la última vez que escribí una entrada. Aún me pregunto por qué abandoné el blog durante tanto tiempo y se vienen a mi cabeza muchas posibles razones, también me pregunto por que he decidido reanudar mi escritura, la verdad al comparar ambos grupos ninguno concuerda con el otro, basta con decir que en ambos casos simplemente se me vino en gana y si bien como en cualquier vida los acontecimientos y circunstancias que transcurren en un año pueden incidir o no en las decisiones, también es cierto que la voluntad humana es la última frontera capaz de saltar las razones que la lógica impone a veces.

Iré al grano sobre lo que algunos quieren saber, y es que al homorocker como a cualquier mortal también le ocurren cosas que quizás no sean tan dignas de ser contadas en un blog de corte erótico chocovaneturero; conseguir un trabajo, lidiar con el dia a dia de la vida adulta y a casua de esto no tener el tiempo suficiente para conseguir el equilibrio entre una vida social real y una vida virtual sanas son algunas de las circunstancias que sumergieron al blog en el letargo. Y me refiero al blog, por que la vida continúa, quizás las aventuras de este año tendrían que ir en otro espacio, una novela (varias veces se lo he dicho a mis amigos) pues es lo primero que se me ocurre que puede compararse la vida de un profesor, por muy común y corriente que este sea.

Sin embargo eso no significa que no haya nada que contar y precisamente por eso vuelvo al blog, pues este espacio nunca ha sido un intento de "querido diario" ni más ni menos. Al contrario, con el tiempo se convirtió en algo que hacía más para el entretenimiento de otros que el mío mismo. La pereza que mcuhas veces me da escribir (un blog, pues escribo muchas más cosas) se vió alimentada por mi fobia a la gramática y al horror que me produce leer TODAS mis entradas anteriores. Quisiera que cada entrada pasara por muchos filtros antes, pero bueno, es lo que hay y si hay un miedo que mayor es el que me produce el tener que corregir todo lo que escribo por mi cuenta.

Entonces encontré un nicho que me facilitaba mucho más las cosas: el facebook. Su inmediatez y la continua retroalimentación con muchos lectores y quizás aún más detractores, sirvió para llenar un poco la necesidad constante que había creado el hábito de escribir en el blog. En el facebook solo subes una imagen o compartes un video y ya, además he de admitir con optimismo que las fuentes de información actuales en comparación a cuando inicié el blog son mucho mas grandes y asequibles actualmente. (Sólo google sabe cuando tuve que devanarme los cesos para encontrar imágenes para el blog en sus inicios! y ni hablar de las películas)  así que cada vez que intentaba escribir algo nuevo, ahi estaba facebook con su facilidad y su compartir instantaneo, mientras el blog continuaba en el vacío.

No es que no tuviese nada que contar, al contrario, muchas veces tuve tanto y de forma tan desaforada que procuré primero dejarlo en el papel para que cuando mi cabeza se enfriara quizás pudiera cambiar algunas cosas. El resultado: con cabeza fría no se escribe nada interesante. De hecho todo este tono tan solemne y rezagado es solo un intento por terminar una entrada, que a manera de primera linea traiga consigo muchas más.

Analizo mi vida y muchas cosas han cambiado desde la última entrada, a veces quisiera incluso borrar la primera, pero entonces me encuentro con que sirve de prueba, que sería del cambio, si no tenemos un punto inicial al que compararlo?  sé que muchos ya conocen me identidad y eso también ha hecho que me coarte de escribir, no puedo negar que me arrepiento de ello, anhelo al libertad y catarsis que el blog me producía cuando muchos de mis conocidos no sabían quien era el que se escondia detrás del computador y ni que decir del morbo áquel cuando hablaban del homorocker sin sospechar siquiera que estaba a su lado... pero el tiempo no se puede regresar y el que que muchos ahora conozcan mi rostro hará que incluso las historias sean más interesantes - o mucho menos, quizás- comosea, si se ponen muy alzados mas les vale que recuerden que conozco más de una historia que desearían no saliera a la luz en el blog de su ahora conocido amiguillo bloguero jajaja.

Ahora tengo la oportunidad de trabajar frente a un computador y sé que el blog me servirá de alivio frente a la rutina, por eso prometo que al menos por un tiempo, los intervalos entre entradas no serán tan largos como acostumbro. Desde que empecé el blog habitaba en mi un cierto miedo a que, como en al  mayoría de blogs, la cantidad de información y la rapidez con la que es publicada hiciera que mucha de la información quedara en el olvido, adivinen que,  la mayoría de enlaces están desocontinuados y es toda una tarea actualizarlos (aunque ya empecé con algunas películas, como las de Derby Carsh) además a estás alturas creo que la relativa poco información que el blog tiene ha sido leída al menos por un buen puñado de personas asi que poco o nada me importa si ya quedan en el olvido. (aunque agradecería enormemente si alguien me ayudase a actualizar los links de las películas de nuevo) también a esas personas les debo el escribir en este blog, a los mensajes que me dicen que por extrañas razones aún hay gente interesada en mi modo de ver la vida y sobretodo, en muchas de las cosas que publico y que a veces se pierden en la red.

Al final esas son las dos razones por las que escribo: para mí y para los que me leen, asi sea para putearme, pues el simple hecho que alguien se tome su tiempo para leer lo que aqui escribo, con mas de una letra mal colocada, muchas tildes faltantes y exceso de aclaraciones en paréntesis, hace que esto de sentarse frente a un computador a contar cosas e inventar otras no sea una labor tan narcicista y foreveralonera, como pareciera. Por eso incluso me he tomado el tiempo de explicar un poco todo esto y hasta de tratar de que pareciese un escrito serio siquiera.

Ya está, la primera linea es la mas difícil, pero la mas necesaria. 

Por cierto,


No hay comentarios: