domingo, 1 de febrero de 2015

Foo fighters en vivo: De autopistas sonoras, sueños adolescentes y ayudantes sin camisa en el escenario.





Enero 31 de 2015 - Estadio Nemesio Camacho El campín. Bogotá, Colombia.

Llego a eso de las 7 pm. hace un frío de cojones pero algo ya se siente en el ambiente: en breves minutos estará tocando una de las bandas mas longevas del rock contemporaneo, Foo fighters con sus ya míticos integrantes (provenientes de también míticas agrupaciones como Nirvana y The Germs) pisaron por primera vez suelo colombiano y con ello, se hace realidad por fin una de mis mas lejanas fantasías de adolescente: ver al gran Dave Grohl en vivo.

Conocí a Nirvana de manera tardía (post mtv umplugged) lo suficentemente antes como para emocionarme en demasía cuando salió publicado aquel greatest hits del 2002 con la inédita You know You're right, por áquel tiempo recuerdo tener también la gran novedad del MTV - que  justo la década anterior se había convertido en el principal medio comercial de música en el planeta-  y en el cual no sólo presencié el video hecho con pedazos de presentaciones y docus de Kurt Cobain sino además, el estreno ese mismo año del primer videoclip del nuevo albúm de la banda de la banda de uno de sus compañeros; the one and only Dave Grohl.

Como fiel seguidor de Nirvana, ya conocía a los Foo; sin embargo fue el album que contenía áquel furioso y contagioso primer single titulado "all my life" el que me metería de lleno a partir de ese momento en todo lo que la banda publicara, Dave Grohl se convertiría en uno de mis mayores ídolos musicales - en áquel entonces recién se involucraba en proyectos alternos de gran éxito como la conocida No One Knows que llevó a los Queens of Stone Age a la fama - y en un gran referente como músico y compositor. Desde entonces soñaba con algún día poder verlo y presenciar su show y el de su banda en concierto, cosa que hasta hace un par de años se veía bastante lejana pero que gracias a la crisis musical global y al alto precio al que los colombianos accededemos por tiquetes de shows que nunca hemos visto, finalmente se pudo cristalizar.


El concierto


Nunca llego a los conciertos temprano, especialmente en esta ocasión donde mi ubicación sería distinta a la que de cualquier otro concierto al que hubiese asistido antes. Acá en Colombia no contamos con escenarios exclusivos para este tipo de eventos y toda la vida nos ha tocado conformarnos con ver tocar a los grandes artistas internacionales en parques y escenarios deportivos. Bueno, no toda la vida. hasta hace poco se prohibió que en este estadio se realizaran otro tipo de eventos distintos a los partidos de fútbol, razón por la cual el único escenario disponible durante muchos años fue el Parque Simón Bolivar, con su escueta plazoleta de eventos que si bien es bastante amplia, carece de cualquier tipo de tribunas y por lo tanto de visibilidad cómoda, además de ofrecer un registro acústico terrible para eventos multitudinarios.

Afortunadamente dicha ley fue derrogada hace poco y es así como me encuentro en las tribunas altas del estadio El campín, antes del decreto aquel con gusto ya había presenciado desde esta mismo escenario actos como The Offspring y Alanis Morrissette (cuya banda para ese entonces ya no contaba con Taylor Haywkins, quien ahora visitaba El campín como baterista de Los Foo) gracias al buen sonido que este escenario que aunque inadecuado aún, es lo más decente que se puede encontrar para este tipo de eventos. Me llamó la atención los grandes pendones en la entrada para la cancha: "No moshing" "No surfing" tampoco creía que asi no estuviesen esto fuera ocurrir, Foo fighters es una de esas bandas hard/soft que cuenta con un público mas bien general y no involucra agrestes subculturas ávidas de adrenalina, eso no significa que no asistiera gente joven; al contrario, me complació ver que si bien una gran parte del público era adulto, muchos adolescentes e incluso niños se encontraban en el público y no parecían obligados a ello, precisamente.

A las 8 finaliza el Diamante ( que aunque superaron las dificultades de sonido y sus músicos son grandiosos no lograron que me levantara de mi silla nisiquiera en aquel breve instante en el que insinuaron un cover que preferí olvidar) y cercano a las 8:30 apareció Dave grohl, en medio de un estruendo multitudinario causado por un montón de globos explotando en el público y ovaciones a todo pulmón. Mas tarde Dave comentaría lo genial que le parecía que lo recibieran con globos (me preguntó sis e habrá percatado que estaban repartidos en los tres colores de la bandera de Colombia?) y que lo habíamos hecho sentir como si fuese su cumpleaños.

Esto daría paso al primer momento memorable de la noche: no acaba Grohl de pronunciar la palabra Birthday, cuando medio estadio se encontraba cantando el tradicional "Happy birthday to you" mientras Dave trataba de explicar que no era su cumpleaños ese día, de hecho fue 15 años antes pero bueno, esto era sólo un indicador de lo que se vería a lo largo de las siguientes dos horas. 




El Setlist 

Aún recuerdo cuando ver el artista en vivo y conocer las canciones que tocaba una por una desencadenaba toda una histeria colectiva -otras veces rabia y frustración al ver que la canción más pedida por el público no era presentada- por eso en estos días de internet, siempre prefiero ahorrarme los spoilers y sorprenderme "a lo vieja escuela" con el setlist que cada banda toca. Por fortuna,aún en aquellos conciertos donde ha sido imposible no conocer el setlist de antemano me he llevado el grato recuerdo de descubrir que "esa canción no la iban a tocar" como Metallica cuando estrenó Lord of Summer el año pasado o Kiss que complació a la audiencia con una rendición de Forever en formato eléctrico hace un tiempo más atrás.

Esta vez cerré los ojos cada vez que veía una publicación al respecto en Facebook y he de admitir que valió la pena, el setlist no decepcionó en lo absoluto y logró lo que para muchos artistas es todo un reto: un excelente equilibrio entre el último trabajo que promocionan con el tour y las canciones que todo el mundo quiere escuchar.





 Los mejores momentos

Sin duda fueron aquellas canciones como Big me, Times Like these, Everlong o The pretender  las que presentaron los momentos cumbres de la noche; sin embargo uno de los más emotivos y sorprendentes vino cuando en medio el clímax de My hero se fue el sonido por completo, el público que para entonces ya cantaba a todo pulmón no se detuvo ni un momento y siguió cantando la canción "acapella" ante un dave Grohl atónito que hacía las veces de director de coro al igual que el flashmob con el público lanzando aviones por doquier durante Learn to Fly.



Nunca he confiado en aquello de que los colombianos somos "la mejor audicencia del mundo" lo he escuchado mil veces, aunque quizás si se nota un especial entusiasmo cuando una banda de este tipo viene por primera vez al país tras la espera de casi tres generaciones. Lo cierto es que el carisma de dave se mantuvo durante todo el show, su constante comunicación con un público mas que receptivo fue protagonista de múltiples momentos históricos, como áquel cuando obligó a todos los "motherfuckers" a dejar de cantar por un momento y permitir que el nos dedicara una canción solito, con su voz, como regalo por el gran público que habíamos sido.

Mi setlistfobia fue bien pagada cuando presencié momentos inolvidables como cuando tocaron Detroit Rock City de Kiss (Definitivamente uno de mis momentos en los que gocé como si nadie más estuviese a mi alrededor) y casi muero cuando escuché los acordes de Under Pressure en lo que sería el momento queer de la noche, pues tras un fallo técnico un muy guapo, musculoso y tatuado asistente de sonido se acercó a Grohl y éste lo instigó a que se quedará un momento y que de paso se quitara la camisa; para el deleite del público, el asistente accedió y no solo eso, también dió un pequeño baile sensual mientras sonaban los primeros acordes de Under pressure la legendaria colaboración entre Freddie Mercury y  David Bowie y a las que los Foo rindieron homenaje a la perfección.




Detesto que la gente que tome fotos y videos en los conciertos, nunca he entendido su función (a excepción de la infaltable "yo estuve aquí") especialmente cuando la mayoría de videos y fotos resultantes siempre serán paupérrimas y cuando a los cinco minutos de finalizado el evento en la red ya se encuentran de una calidad mil veces mayor; sin embargo no podía dejar de lado este gran momento, las luces de las tribunas se apagaron y una lluvia de estrellas en forma de luces de celular se apoderó de todo el estadio durante el flashmob en el que el público coreó al unísono el puente de the best of You, minutos después Grohl daría su agradecimiento ante uno de "los momentos mas bellos que habia apreciado".

  


Y asi termina

En conclusión, el concierto rabasó todas mis expectativas, la banda se comportó a la altura: Dave hizo derroche de todo su carisma de rockstar, la banda perfecta y un show de rock orgánico: sin parafernalias y donde la música fue la principal protagonista, el puente de conexión entre el artista y su público. Ademá del honor de ver a una leyenda viva del rock como Pat Smear (quien para los que no lo sepan, inició como bajista de The Germs, la banda del icono gay del punk Derby Crash) unpúblico fue apasionado y cálido, un cover fantástico de AC/DC, no llovió...que más pude pedir? ah si, la promesa de Dave de que definitivamente regresarian.Un sueño cumplido y una de las mejores noches de mi vida sin duda.


No hay comentarios: